Como en la temporada pasada ya no será necesario disponer de la tarjeta de exención de pago para los vecinos y vecinas empadronados en el municipio ya que el sistema lo detecta con la matrícula

A partir de este fin de semana el aparcamiento de La Bárcena, situado junto al puerto de Suances, volverá a abrirse para ser habilitado como estacionamiento disuasorio, comenzando a ser de pago desde el jueves 28 de marzo, con motivo de las vacaciones de Semana Santa y ya hasta el final de la temporada estival.

El sistema de cobro será el mismo del año pasado, a través del parquímetro en el que cada usuario deberá introducir el número de matrícula en el mismo. Quedarán excluidos del pago los vecinos y vecinas empadronados en Suances y que hayan abonado el correspondiente impuesto de circulación en el municipio.

En cuanto a las tarifas de aparcamiento para el resto de visitantes hay que indicar que se mantienen las mismas condiciones que el pasado año, siendo el precio establecido de 3 euros por turismo (24 horas) y 6 euros por caravana durante 12 horas ó 12 euros por caravana si la estancia es de 24 horas. El tiempo máximo de estacionamiento será de 48 horas. Hay que recordar que es necesario mantener un uso correcto del servicio y que se sancionará a todas aquellas personas que no procedan al pago del aparcamiento.

Tal y como se ha puesto de manifiesto en años anteriores, el alcalde de Suances, Andrés Ruiz Moya, ha destacado cómo la puesta en marcha de este tipo de aparcamientos disuasorios “ha permitido paliar, en buena medida, el problema de estacionamiento que padece Suances, especialmente en periodos vacacionales, con la llegada del gran número de turistas y visitantes”.

El edil ha manifestado asimismo que, tal y como se anunció el pasado mes de diciembre en la reunión mantenida entre el Ayuntamiento suancino y el sector empresarial de la hostelería del municipio para informar sobre la futura regulación del aparcamiento en Suances,  el Consistorio continúa trabajando en el estudio de viabilidad del proyecto de instalación de la O.L.A. en algunas zonas de la villa marinera de cara al próximo año.