El alcalde de Suances lleva semanas manteniendo contactos para retomar este servicio en el municipio, activo desde hace 17 años

Andrés Ruiz Moya, primer edil de Suances, ha explicado el motivo por el que se encuentra paralizado el servicio de mini bus que, desde hace 17 años y por iniciativa de la propia alcaldía, transporta a las personas mayores desde sus pedanías a la villa y desde la zona de playa hasta el centro del pueblo.

Para el alcalde suancino, es “muy triste y lamentable” que se haga demagogia con situaciones como esta en la que, señala, “llevo semanas trabajando de forma personal” para dar solución y subsanar el problema. Para ello ha contactado con diferentes empresas del sector y con el gremio de taxistas, con el fin de no demorar más una situación que considera “urgente para dar servicio a nuestros vecinos y vecinas tal y como se prestaba desde hace una veintena de años”, ha apuntado el alcalde.

Ruiz Moya ha recordado al grupo municipal popular que, de forma contraria a las falsedades vertidas contra su gestión, este servicio fue implantado hace 17 años por él mismo y, en la actualidad, la supresión del transporte se debe a la decisión impuesta por la actual Dirección General de Transportes del Gobierno de Cantabria, gobernada por el partido popular, quien ha reclamado a la empresa prestadora del servicio de mini bus el cese inmediato de los vehículos, a partir del día 29 de febrero, y las acreditaciones correspondientes para desempeñar el transporte.

Finalmente, el regidor ha querido aclarar por tanto que la decisión de poner fin al servicio “ha venido impuesta por causas totalmente ajenas al Ayuntamiento de Suances”, por lo que lamenta que la oposición distorsione la realidad con mentiras, “más aún cuando han sido debidamente informados de la situación en la sesión plenaria celebrada el pasado lunes”, ha puntualizado Ruiz Moya.

Estado del paseo marítimo

Por otro lado, el alcalde de Suances ha querido dar respuesta a las declaraciones vertidas por los grupos de la oposición en relación al estado en el que se encuentra el Paseo de la Marina Española, unas obras que considera que “han sido valoradas de forma más que positiva por vecinos y visitantes” y que, a su vez, “han servido para dotar al entorno de La Concha de una zona renovada, funcional y con una estética y un acabado dignos de admiración”.

En este sentido, el edil ha reconocido que la primera fase del paseo marítimo contempla unas deficiencias mínimas (no previstas en el proyecto inicial y en las que desde el Ayuntamiento se trabaja en su subsanación) que están relacionadas con el desgaste de la pintura, fruto del paso de los años y del intenso uso que se hace al transitar por la zona, principalmente en la época estival.